¿Están tus neumáticos listos para viajar?

Tres sencillas recomendaciones para comprobar el estado de tus neumáticos antes de viajar

neumaticos-presion-banda-rodadura
Neumático nuevo. Foto: pxfuel.com

Es época estival en el hemisferio norte, lo que unido a la laxitud de las restricciones que hemos sufrido en los últimos meses, da pie a largos viajes en automóvil en busca de unos días de asueto. A pesar de la situación sanitaria global, los talleres mecánicos están a rebosar y es complicado acceder a una cita para poder revisar el estado de nuestro vehículo antes de dirigirnos a nuestro destino. 

Una de las operaciones más importantes y, a la vez, más sencillas que podemos realizar es comprobar y poner a punto el estado de nuestros neumáticos. Tres sencillas acciones nos bastarán para determinar si los cuatro puntos de apoyo y contacto (dos en el caso de las motocicletas) de nuestro vehículo son aptos o si, por el contrario, tenemos que ir pensando en un recambio.

 

Profundidad del neumático 

Para realizar esta comprobación hay que tener en cuenta que la ley no permite circular con ruedas con una rodadura inferior a 1,6 mm. Lo ideal es que se encuentre entre los 3 y 4 mm, y las principales marcas de neumáticos no suelen recomendar que la rodadura sea inferior a 3 mm. Pero, ¿cómo podemos verificar la profundidad? Pues hay varias formas.  

En primer lugar, estacionaremos el vehículo en un piso plano y homogéneo que facilite la medición en diferentes puntos. Una vez realizado este primer paso, nos fijaremos en los testigos o tacos de goma de 1,6 mm situados en las ranuras principales. Unos neumáticos demasiado desgastados no solo nos pueden costar una buena multa, sino que influyen directamente en las distancias de frenado y en el riesgo de aquaplaning. 

También existen profundímetros o tarjetas específicas con las que realizar esta operación. Pero si no dispones de una no te preocupes, no tendrás que realizar ningún desembolso. Simplemente utiliza una moneda de un euro en posición vertical e introdúcela en las bandas de rodadura a diferentes alturas. Si en ningún caso puedes ver el borde dorado de la moneda, aún tienen vida por delante. Eso sí, ten en cuenta que si tus neumáticos son de invierno es preferible utilizar una moneda de dos euros. 

El correcto estado de los neumáticos es fundamental. Foto: pxfuel.com

Desperfectos en la superficie 

Inspecciona minuciosamente posibles bultos o grietas ocasionados por el uso o las inclemencias del tiempo, especialmente cuando el automóvil está estacionado en la calle. Revisa la existencia de elementos que se hayan clavado o pegado. 

Presión 

Aquí no hay mucha historia. El manual del coche te indicará la presión adecuada tanto para las ruedas delanteras como para las traseras. En muchas estaciones de servicio también puedes encontrar una tabla por marca y modelo, pero debes tener en cuenta que tampoco es lo mismo viajar solo/a que con varias personas o el maletero lleno.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *